Carne vegana de laboratorio para salvar el mundo

En 2050 seremos 10.000 millones de personas. Para entonces, el planeta no podrá soportar un consumo de carne como el actual. Desde Silicon Valley, la carne vegana creada en laboratorio propone una revolución ambiental y gastronómica. Llega la carne que no es carne y sin embargo sangra y sabe a carne

comiendo hamburguesa vegana

Combatiendo la emergencia climática

El mundo vive una emergencia climática. Y gran culpa la tiene nuestra dieta. Según un análisis publicado por el publicado por el Worldwatch Institute de Washington en el año 2009, el 51% de las emisiones de gases de efecto invernadero procede de la cría y procesado del ganado. La ganadería usa el 80% de la superficie agrícola del mundo, se lleva el 40% de la producción mundial de cereales y consume el 10% del agua del planeta. Además, el ganado industrial y sus flatulencias representan casi el 14,5% de todas las emisiones. Y no sólo las emisiones están en juego. También el agua.

Si para producir una hamburguesa hacen falta 2.400 litros de agua, imagínense qué ocurriría si lo 9.700 millones de personas que seremos en el planeta en 2050 las consumiéramos todos los días. Los cereales, que han sido la dieta básica de la mayoría de la población durante siglos, apenas necesitan agua en comparación con la carne y lo mismo ocurre con las legumbres. Un kilo de lentejas se consigue con 250 litros de agua. Un kilo de trigo con 1.500 litros Un kilo de carne de ternera, en cambio, necesita 15.000. Pero la fiesta no tiene pinta de terminar. Los estudios señalan que en 2050 la demanda de carne aumentará un 73%. A este ritmo, no nos queda planeta para tanto bistec.

El ritmo de veganos no deja de aumentar, a un ritmo de 150% en los últimos años. La ganadería es la responsable de la mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero.

hamburguesa vegana

Ante esta emergencia alimentaria y ambiental, además de por razones éticas de sufrimiento animal, el Think thank del mundo, California, comienza a parir ideas. Para el químico y ecologista Pat Brown, fundador y CEO de Impossible Foods, la gran cuestión era que la gente comiese menos carne sin sacrificar el sabor ni sus aspectos nutritivos. Su empresa, conocida como el Tesla de la carne vegetal, ha conseguido un producto rotundo y sabroso, elaborada a partir de soja, algas, patatas, algunas levaduras y, en medida menor, del coco y que recurre al zumo de remolacha para simular el sangrado. El color de la carne proviene, además, de las proteínas de los guisantes y están libres de soja, gluten o transgénicos.

¿El fin de las granjas y el maltrato animal?

Vegana o no, el futuro de la carne pasa por el laboratorio. Según un estudio elaborado por Nielsen Product Insider, las ventas de productos ?alternativos a la carne? crecieron un 30% en 2018 (respecto al año anterior). Instituciones como Greenpeace aseguran que estamos ante una situación ?insostenible?. Y en un estudio publicado el año pasado afirman que «el consumo desmesurado de carne y lácteos y su producción industrial son uno de los principales causantes de cambio climático, pérdida de biodiversidad, deforestación, contaminación y escasez del agua, de los principales cambios del uso de suelos y de la expansión de la agricultura, del maltrato animal y de un incremento de riesgos para nuestra salud?. Quién sabe. Las hamburguesas veganas quizá hayan llegado para salvarnos.

La carne del futuro llega a todo el mundo

La diferencia de sabor es imperceptible. Así justifica Brown el nacimiento de su compañía: ?Quisimos entender exactamente lo que la gente ama de la carne y del pescado, explorar el mundo vegetal y buscar cuáles ingredientes podían recrear una experiencia parecida en términos de sabor, textura y jugosidad?. Pero este empresario quiere ir más allá. Asegura que prepara una alternativa vegetal para conseguir el sabor y la textura del huevo. Sus hamburguesas ya se pueden probar en más de 7.000 restaurantes de todo el mundo y están detrás de las opciones veganas de los dos gigantes de comida basura: Impossible Foods firma la Whopper vegana de Burger King y la McVEGGIE lanzada por McDonald?s. Brown es un hombre con un sueño ambicioso. En él está acabar con la producción de carne de res para 2035. Quienes comparan a esta compañía con la automovilística Tesla especulan con un comportamiento semejante, donde las élites lideren una transformación que acabará por llegar a la ciudadanía. 

Por su parte, Beyond Meat, la otra empresa norteamericana dedicada a la carne artificial fabricada con productos vegetales acaba de lanzarse en la bolsa de Wall Street con alzas del 163%. Esta hamburguesa ya ha llegado a los supermercados españoles (Sánchez Romero ha sido el primero en venderlas) y también están presentes en las cadenas Goiko Grill y Tim Hortons en forma de hamburguesas y salchichas. La compañía está investigando un sustituto solvente de bacon vegano. Como señalan desde la empresa de distribución, para fabricar estas hamburguesas ?se necesita un 93% menos de superficie, un 99% menos de recursos hídricos y se genera un 90% menos de emisiones, ahorrando hasta un 46% de energía?.

Compartir en
Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies