Pocas mujeres se preparan para las profesiones del futuro

Los perfiles digitales y de ciencias son ya y serán determinantes a la hora de encontrar trabajo, en un área laboral que está dominada por los hombres, por tradición formativa.

La mujer y las profesiones del futuro

Hombres y mujeres somos hoy diferentes en muchos aspectos de la vida. Y a pesar del progreso que ha brindado el paso de los años, parece que la distinción (¿o distancia?) entre sexos seguirá patente en el futuro.

Spring Professional, consultora de Adecco, analiza en su informe Los más buscados las profesiones que serán más demandadas en 2019. El acceso al mercado laboral resultará más fácil para aquellos que tengan un alto componente tecnológico. ?El área IT y Telco [tecnologías de la comunicación y telecomunicaciones] no para de expandirse y ofrecer nuevas oportunidades laborales, no siempre fáciles de cubrir para las empresas?, subraya el estudio.

Cuestión de talento, capacidad y voluntad, no de género

?Están surgiendo nuevas profesiones de manera muy rápida. Hace 10 años no había communty manager en las compañías; ahora sí. Muchísimas de las que surgirán las desconocemos?, explica David Tomás, cofundador de Cyberclick ?empresa que fue considerada en 2014 como la mejor para trabajar? y autor de Diario de un Millennial y La Empresa más Feliz del Mundo.

En su opinión, una de las salidas profesionales con más éxito tendrá que ver con los datos. ?Una empresa valdrá tanto en función los datos que tenga?, asegura.

En esta cuarta revolución industrial ?o Industria 4.0, como se define la convergencia de tecnologías digitales?, cada persona necesitará ?reinventarse?, explica Tomás.

El experto recomienda perder el miedo a equivocarse. ?Hay que escoger profesiones que se te den bien. Cada uno conocemos nuestras capacidades; todos tenemos alguna?, asegura.

También aconseja ?estar al día? en aquellas áreas que resulten atractivas. ?Hay que saber lo que está pasando. Una idea es poner, por ejemplo, alertas en Google sobre las noticias que surjan de nuestro interés?, apunta. David Tomás concluye que ?llegar a puestos directivos es una cuestión de talento, capacidad y voluntad, y no de género?.

La mujer y su formación en los empleos del futuro

La Comisión Europea calcula que probablemente para 2020 haya una oferta de 500.000 puestos de trabajo digitales para los que no habrá candidato idóneo.

La mujer tiene un papel difícil en este nuevo entorno laboral. La OCDE ha alertado de que existe ?un fuerte sesgo de género? en los estudios científicos, tecnológicos, ingenierías y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés), donde la proporción de alumnas es muy inferior al de alumnos, e incluso se queda ?en el 12% en el caso de tecnologías de la información y comunicación?.

En los últimos años han proliferado diferentes iniciativas para concienciar a la mujer en la búsqueda de la igualdad. Uno de ellos es el de la formación. La ONG Ayuda en Acción, por ejemplo, señala que ?cada vez más, los estudios avalan que los estereotipos de género son la razón principal por la que la presencia de las mujeres en la ciencia es tan reducida?. El organismo comenta como ejemplo que, ?a los seis años, a una niña le cuesta más describirse ?o ante sus compañeras? como brillante, y también es menos propensa a unirse a actividades consideradas para muy inteligentes, al contrario que el niño?. El último informe PISA señala que solo el 7% de las niñas españolas de 15 años se plantea cursar estudios superiores técnicos o científicos.

En manos de las mujeres está el objetivo de romper la brecha laboral. La educación es el punto de partida. No todos tenemos la misma capacidad de aprendizaje, y aunque el futuro parece dominado por  conceptos como big data, software, inteligencia artificial? hay más opciones con grandes expectativas.

En España han surgido nuevos grados o licenciaturas como bioingeniería, bioeconomía, estudios de género, vulcanología o gestión de ciudades inteligentes y sostenibles. También se espera que crezca la demanda de perfiles con ?habilidades humanas?, que menciona World Economic Forum: trabajadores de servicio al cliente; profesionales de ventas y mercadotecnia, capacitación y desarrollo; especialistas en desarrollo organizacional y gerentes de innovación.

Con una tasa de empleo del 84% en 2014 ?casi 20 puntos más que en 2011? la licenciatura de ciencias actuariales y financieras está en el tercer puesto del ranking que el Ministerio de Educación realizó en su estudio sobre inserción laboral de los universitarios.

Los actuarios también están ganando terreno en las profesiones abocadas al éxito. La consultora Willis Towers Watson los define como ?administradores del riesgo?. ?En el sector seguros, por ejemplo, se encargan de evaluar la probabilidad de que ocurra algo; es una pieza fundamental a la hora de calcular una póliza, ya que estima los costes derivados de posibles incidentes?, dicen.

Licencia Creative Commons
Compartir en
Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies